Swinger para dummies: Fundamentos básicos del intercambio de parejas

Swinger para dummies: Fundamentos básicos del intercambio de parejas

Antes de meternos en aguas más profundas, nos pareció adecuado y prudente escribir algo enfocado en el swinger para dummies, sobre todo, porque, en muchos casos, no es tan sencillo dar una explicación simple acerca de cómo funciona el intercambio de parejas, o cuáles son aquellos fundamentos básicos que le permite al estilo de vida swinger tener tantos afectos en todo el mundo.

Debemos basarnos en el que el swinging no es otra cosa que la “no monogamia consensuada”. Esto es, específicamente, por ejemplo, cuando te involucras sexualmente con alguien que no es tu pareja, pero con el pleno consentimiento de ella. Ambos ven el sexo como algo saludable, divertido, placentero y natural. Los swingers ven el sexo como algo maravilloso, con lo cual, cuando se informan de las oportunidades que ofrece este estrío de vida, se sumergen a vivirlo a plenitud, pese que, desde luego, no todo el mundo comparte este punto de vista.

Lo importante es que aquí nadie está equivocado; ni quienes practican el intercambio de parejas, ni quienes lo ven como un acto sin fundamentos. Nosotros, como pareja swinger activa, tenemos una opinión diferente a la que tienen aquellas personas con conceptos negativos sobre el estilo de vida swinger, y preferimos aventurarnos a disfrutar de todo lo bueno que ofrece.

El intercambio de parejas no se trata solo de placer sexual. Lo queremos dejar claro porque, por lo general, en películas y series de televisión se retrata al estilo de vida swinger como puramente sexual, aun cuando se trata de un asunto mucho más complejo. 

El swinging tiene más que ver con la comunicación, la comunidad y el consentimiento. La comunicación es extremadamente importante, tanto con tu pareja como con los otros swingers que estén a tu alrededor. Esta comunicación ayuda a que la comunidad swinger sea un espacio seguro, en el cual se respete las necesidades y preferencias personales.

En la vida diaria de todos nosotros, es probable que encontremos crueldad, falta de respeto y presión, además de juicios mal infundados. Esa negatividad no es bienvenida en la comunidad swinger. De hecho, la comunidad swinger se caracteriza por no presionar a nadie, con lo cual, es fácil involucrarte tanto como quieras, imponiendo tus propios límites.

Swinger para dummies: ¿Por qué muchos juzgan al intercambio de parejas?

Quizá no estés de acuerdo con participar en el mundillo swinger, pero te parece bien que otras personas sí lo hagan. Digamos que, aceptas que otros lo hagan, pero no le das el visto bueno y, en consecuencia, no formarás parte de ello. Ese es un punto de vista aceptable, en especial cuando la sociedad ha arraigado fuertemente el concepto de monogamia estricta.

La monogamia no permite, de ninguna manera, que se le pueda buscar una alternativa. Incluso, estamos cansados de escuchar a mucha gente decir frases parecidas a “quienes disfrutan abiertamente del sexo con putas y y deberían sentir vergüenza” o algo similar. ¿Te suena familiar? Respira profundo y relájate, que el sexo forma parte de lo que somos y cada persona lo puede disfrutar como mejor le convenga.

De hecho, cada vez más personas entienden que el sexo es divertido y no deberíamos avergonzarnos de disfrutarlo, y mucho menos quienes tenemos la voluntad de llevarlo a muchos otros terrenos, como el swinging, cuckolding, poliamor y relaciones abiertas, entre otros.

Incluso, de saber cómo gestionar las emociones de manera acertada, cada uno de estos estilos de vida tienen la capacidad de mejorar cualquier relación amorosa, al tiempo que añades un poco de sabor sexual a tu vida. En el estilo de vida swinger, la felicidad se puede lograr de muchas maneras, incluso, rompiendo algunos de los límites impuestos por la sociedad.

A la sociedad le gusta poner al sexo y al romance juntos en el mismo lugar, pero definitivamente son dos cosas únicas, que se pueden vivir por separado. Sí, desde luego que el sexo con amor es una experiencia maravillosa, pero no son lo mismo. Pregúntate, ¿Seguiré amando a mi pareja cuando tenga 90 años y haya dejado su época sexual décadas atrás?

Swinging para dummies: El sexo y el amor (definitivamente) no son lo mismo

El sexo se parece más a bailar o a hacer deporte, que al amor. Puedes ir a bailar solo, con tu pareja o a una fiesta como un grupo de amigos. Bailar es de las actividades más divertidas que existen. De hecho, cuanta más gente baile junta, más divertido podría ser. Al final de la noche, todos se irán a casa con la persona que aman porque solo estaban bailando, es decir, solo se estaban divirtiendo. Ahora, bien:

  • ¿Y si no fuera un baile sino un encuentro sexual?
  • ¿Qué pasaría si te divirtieras sexualmente con un amigo antes de volver a casa con tu ser querido?

Quizá nos respondas que bailar y tener sexo no pueden compararse, y, en efecto, tienes razón, pero es una de las tantas maneras que existen de diferenciar al amor del sexo. Te lo decimos porque los swingers entendemos que la diversión sexual es solo eso: diversión, diversión física. Ni es romántico ni, de ninguna manera, reemplaza al amor.

Swinger para dummies: cocinar en casa vs. comer fuera

Para ser un poco más gráfico con los fundamentos básico del intercambio de parejas, nos parece muy útil explicarlo en términos de comida. Veamos, por ejemplo, tu pareja es una cocinera increíble. La comida que él o ella hace es tu favorita, con lo cual, estarías feliz de comer su comida todas las noches por el resto de tu vida. Nadie puede hacer sus recetas de la misma manera. Pero, a veces, te gusta salir a comer o comer en casa de un amigo.

No es porque estés cansado de la cocina de tu pareja, o porque ya no te guste, sino porque tienes curiosidad sobre lo que sirve el nuevo café de la ciudad. Es divertido salir de la rutina y probar algo nuevo. Tu amor por las comidas caseras de tu pareja no disminuye, incluso, si descubres que te gustan los aperitivos en un restaurante.

De hecho, y este punto es importante, al comer fuera podrías descubrir una nueva forma de condimentar un plato casero favorito de tu pareja… y ese condimento hará, incluso, que quede mejor. Algunas recetas son perfectas por sí solas, pero siempre existe la posibilidad de mejorar otras. Dicho esto, el swinging te permite probar nuevos sabores sexuales y mejorar la relación sexual con tu propia pareja, sin disminuir el amor, deseo o afecto por ella.

Swinging para dummies: Leer un buen libro de la biblioteca

Otra forma de ver el swinging es comparándolo con una biblioteca. Digamos que tienes tu libro, un libro que te encanta, un libro que te atrapa, que conoces perfectamente, que lo que ahí dice conecta contigo como ningún otro libro lo ha hecho ni lo hará jamás, porque ese libro parece haber sido escrito solo para ti. Incluso, te gusta tanto, que no hay manera que deje de ser el libro de tu vida.

Sin embargo, el que tengas ese libro favorito no te limita a ver otros, bien sea por la sinopsis, por sus títulos o por sus portadas, que te generan curiosidad por saber qué hay dentro. Esta curiosidad es perfectamente natural. Abrir un nuevo libro es divertido y emocionante. Realmente puedes disfrutar de un nuevo libro y eso no significa que el nuevo libro sea mejor que tu libro favorito. Es simplemente diferente, y esas diferencias hacen que sea divertido leer libros nuevos.

Para los swingers, el estilo de vida proporciona una enorme biblioteca de libros sexuales que puedes consultar brevemente. Tu libro favorito también puede ser leído por otras personas: compartir tu libro favorito con otra persona no lo hace menos especial. De hecho, hacer que otra persona lea tu libro favorito por primera vez puede recordarte porqué es tu libro favorito y reforzar tu aprecio por él.

Puedes regresar a casa de esta atractiva biblioteca con un disfrute nuevo y más sentir más amor por tu libro favorito. Y, por supuesto, tal vez, algunos nuevos giros en la trama se puedan introducir en la narrativa.

Bienvenido al estilo de vida swinger

En las situaciones antes descritas puedes reconocer que, por mucho que ames a tu pareja y la encuentres atractiva y sexy, es natural sentir curiosidad por otras personas. El swinging puede ayudar a las parejas a descubrir cosas nuevas. El sexo con personas ajenas a tu relación puede ayudarte a mejorar el momento de diversión sexual en tu relación. Ambos pueden aprender cosas nuevas para llevar a casa, probarse el uno al otro y encontrar una pasión renovada por las cosas que se han vuelto un poco obsoletas.

Dicho todo esto, desde este blog te invitamos a seguir explorando y leyendo los artículos que hemos desarrollado para ti, con el objetivo de ayudarte a tomar las mejores e inteligentes decisiones para tu propia situación personal. Todos somos diferentes y el swinging es un estilo de vida que, como mínimo, podrías discutir con esa persona especial.

4.7/5 - (4 votos)

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.