Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Pareja swinger afirma que su relación nunca ha sido mejor

La pareja swinger integrada por Jess y Jay, originarios de Sydney, Australia, afirma que nunca han estado más felices por abrir su relación a otras personas, y que el éxito radica en tener claras las reglas establecidas entre ellos, además de la fuerte comunicación de la cual están orgullosos.

Es raro encontrar a alguien que diga que le gustaría ver a su pareja teniendo sexo con otra persona. De hecho, esto no es nada habitual, en especial porque la autoestima, los celos y, por supuesto, las reglas monógamas de la sociedad son tres de los principales enemigos del swinging.

Pero esta pareja swinger australiana dejó a un lado esos tres enemigos de la no monogamia consensuada y comenzar a experimentar, lo que, a posteriori, ha sido un gran acierto, ya que su relación nunca ha sido mejor.

En una entrevista hecha por Kyle and Jackie O Show, de KIIS FM Australia, Jess y Jay explicaron que comenzaron con una relación cerrada o monógama después de conocerse en Tinder hace dos años. Jess es la propietaria del club de swingers Our Secret Spot y había estado en una relación no monógama durante 10 años antes de conocer a Jay. Ella sugirió que abrieran su relación a otras personas.

“Estoy bastante abierto a las cosas, así que cuando ella lo mencionó, pensé que valía la pena intentarlo”, explicó Jay en el segmento del programa. Su primera experiencia grupal fue con una de las amigas de Jay y su pareja, y Jay admitió que hubo momentos en los que se sintió incómodo.

Sin embargo, usan mucha comunicación para asegurarse continuamente de que el otro se sienta cómodo durante la experiencia. Si algo es demasiado fuerte para ellos, pueden dejarlo por un momento y estar juntos en cualquier punto de la situación,. para volver a centrarse.

Como Jess es abiertamente bisexual y tiene una mayor preferencia por las mujeres, han decidido poner ciertos límites a su apertura. En particular, que solo hacen swinging cuando están juntos y que, por lo general, solo invitan a otras mujeres a estar con ellos.

Estas reglas de oro, para ellos, aseguran que Jay logre gestionar las emociones, como los celos, y que ambos puedan mantener la satisfacción de sus uniones extracurriculares. Jess también habló con el Daily Mail sobre sus hábitos como pareja, y dijo que no le importaría tomarse un descanso del swinger, pero que no querría que fuera imposible en su relación.

Se ha convertido en un cambio muy beneficioso para mí.

Jess

“También es un estilo de vida tan adaptable que incluso si elegimos tomarnos un tiempo libre para concentrarnos en nosotros mismos o construir una familia, podríamos hacerlo y cerrar nuestra relación hasta que sintamos la necesidad de volver al estilo de vida swinger”, añade.

“El swinging definitivamente ha mejorado mis relaciones tanto con mis amigos como con mi pareja. Me ha permitido ser honesta conmigo misma en lo que requiero de una pareja, así como en lo que necesito ser como persona para ser feliz”, afirma.

5/5 - (2 votos)

Leave a Comment