Lo que debes saber antes de hacer un trío con tu pareja

Lo que debes saber antes de hacer un trío con tu pareja

Que una tercera persona se una a ti y a tu pareja para disfrutar de un encuentro sexual es la máxima fantasía para muchos hombres y mujeres. De hecho, una gran cantidad de parejas, que se consideran “vainillas”, aseguran que hacer un trío está dentro de sus posibilidades de diversión, o al menos fantasean con ello.

Con ello queremos decir que los tríos no son exclusivos del mundo swinger. Es decir, hacer un trío es la fantasía de cualquier persona, sea swinger o no; incluso, puede ser algo que ya haya hecho tu mejor amiga, que no ve con buenos ojos nada que tenga que ver con el mundillo liberal. Lo que sí debemos dejar claro, que es algunas personas usan los tríos como un paso inicial hacia el estilo de vida swinger, mientras que otros lo dejan hasta ahí.

No importa cuán increíble haya sido la fantasía, pero si la realidad de un hacer un trío se maneja mal, puede poner en peligro cualquier relación. Dicho esto, hay algunos aspectos clave a considerar si deseas que todo salga bien. Con lo cual, aunque seas nuevo en el sexo grupal o toda una persona con experiencia, a continuación queremos compartirte algunos consejos para tríos, con los cuales puedes asegurarte de que tu “ménage à trois” sea un sueño placentero y no una pesadilla:

  • Los tríos en pareja se deciden juntos

En primer lugar, debes hablarlo con tu pareja. ¿Hacer un trío es esto algo que ambos quieren? ¿Es algo que tu pareja siente que debe hacer para hacerte feliz? ¿O es algo que tú sientes que debes hacer para hacer feliz a tu pareja? En este punto, debes asegurarte de que ni tú, ni tu pareja, se sientan presionados para complacer al otro. Una cosa es que tu pareja pruebe voluntariamente una de tus fantasías, o viceversa, y aún así, es algo completamente diferente si piensas que tu relación depende de seguir adelante sin importar el nivel de comodidad.

Tal vez ninguno tenga un deseo intrínseco por hacer un trío, pero están dispuestos a participar porque creen que puede sumarle a la relación, lo cual está bien. Pero si tu pareja se siente amenazada o desanimada por la idea, no se debe seguir adelante. Lo mismo ocurre al revés. No se deje empujar a hacer un trío cuando alguno no está cómodo con la idea y no le excite. Tal vez sea algo para explorar en el futuro, pero no vale la pena poner en peligro tu relación por eso.

Si ya estás en el estilo de vida swinger, hacer un trío con tu pareja podría ser tan natural como tomar un vaso de agua, o respirar. Ambos podrían sentirse cómodos satisfaciendo la fantasía del otro, o, incluso, siendo el tercero de alguna otra pareja.

  • Elegir qué trío les va mejor: ¿HMH o MHM?

Bien, hemos superado la parte incómoda. Ya ambos están de acuerdo en que quieren experimentar hacer un trío por primera vez. Ahora, el siguiente paso es definir qué tipo de trío les viene bien a ambos: ¿Buscar una chica unicornio para completar un trío MHM? ¿O ir detrás de un hombre single para disfrutar de un trío HMH?

Si, para quien corresponda, el trío involucra a una persona de su mismo género y alguno no está a favor o no simpatiza con la bisexualidad, ¿Creen que pueden gestionarlo? ¿Puedes ver a tu pareja con otra persona y ser capaz de gestionar las emociones como, por ejemplo, los celos? ¿Es probable que comparen el desempeño y apariencia física o la atención que recibe cada uno? ¿Y si el tercero es del sexo opuesto? ¿Estás seguro de que tu pareja no tendrá envidia y se sentirá cómodo compartiendo? Todas estas son preguntas que te debes hacer, o se deben hacer, mientras valoran qué tipo de trío les apetece hacer.

  • Verificar la salud de la relación

Para que un trío funcione, tu relación debe ser sólida y ambos deben ser abiertos el uno con el otro. Si ya hay algún tipo de celos presente en la relación, lo más probable es que hacer un trío intensifique esto y conduzca a discusiones.

Si ambos están lo suficientemente seguros en la relación para seguir adelante con un trío, deben decidir si el tercero será alguien que conocen o no. Tal vez tengas un amigo que ambos encuentren atractivo y que ha estado dando pistas sobre su interés en compartir la cama un poco. Es posible que conocer a la otra persona puede hacerte sentir más cómodo.

Si vas con alguien que conoces, asegúrate de que no haya sentimientos involucrados que puedan complicar las cosas. ¿Tienen claro que el trío es estrictamente por diversión y sexo? ¿Podrías seguir viéndolo como amigo cuando los hayas visto desnudo? ¿Te preocuparás de ahora en adelante de que tu pareja esté secretamente interesada en esa persona?

Hacer un trío con un amigo puede hacer que las cosas sean incómodas. Ten cuidado de no poner en peligro una buena amistad por sexo a corto plazo. Será difícil mantener una relación si estás tan extrañado que ni siquiera puedes volver a mirarlo a los ojos.

Para mantener las cosas menos personales, algunas parejas prefieren ir con un desconocido. Puede que tengas la suerte de atrapar una chica unicornio durante una salida nocturna, pero generalmente, en este tipo de arreglos, el tercero se encuentra a través de alguna aplicación o red social swinger.

Hay un montón de sitios dedicados exclusivamente a este propósito. Por eso, encontrar un tercero que sea bisexual o bicurioso, soltera y que ambos encuentren atractivo y que no esté inundado de ofertas puede ser un desafío. De ahí el apodo de unicornio. Aunque eso se aplica principalmente a las mujeres, también hay una gran demanda de hombres solteros. Puedes sentirte desilusionado por lo difícil que es encontrar un tercero al principio, pero la perseverancia valdrá la pena al final.

  • Dedícale tiempo al proceso de selección de prospectos para hacer un trío

Asegúrate de que la persona con la que estén de acuerdo sea alguien que ambos encuentren atractivo. Incluso, si no eres bicurioso, siempre es bueno que les guste a ambos. Algunas personas se sienten incómodas eligiendo a alguien que consideran más sexy que ellos. Si alguien no se siente muy seguro, es posible que tampoco quiera ver a su pareja teniendo sexo con una persona súper sexy, así que asegúrate de que la persona con la que se establezca el encuentro sea la pareja adecuada para ambos.

Ten en cuenta que el atractivo es mucho más que la apariencia física. Piensa en el tipo de comportamiento y nivel de experiencia que será mejor para ti y tu pareja. Encuéntrate primero con la persona elegida en algún lugar para tomar una copa. Tiene sentido que una vez que se haya hecho el arreglo, probablemente no puedas esperar para ponerte manos a la obra, pero debes asegurarte de que tu tercero sea quien dice ser, que realmente se parezca a su foto y que, especialmente, pueda haber química.

Desde luego, no querrás arruinar tu primer trío al tenerlo con alguien que no encaja bien. Asegúrate de que haya una buena vibra entre los tres. No sientas que tienes que seguir adelante solo porque sí, especialmente si te dijeron cosas que no eran verdad durante la primera conversación. Tu comodidad y la seguridad de tu relación deben ser siempre la prioridad.

  • Sin prisas, dedícale al trío con tu pareja el tiempo que requiera

Con suerte, se van y finalmente los llevas de regreso a la habitación donde suceden todas la diversión sexual. Es fácil quedar atrapado en un momento tan excitante, pero no se te olvide prestarse atención el uno al otro. Asegúrate de que todos participen en la acción. No te distraigas demasiado con el invitado e ignores accidentalmente a tu pareja. Haz un esfuerzo adicional para que haya una buena comunicación entre sí.

Sería mejor, de antemano, que hablaras sobre la dinámica del trío. ¿Te sientes cómodo teniendo intimidad con alguien del mismo sexo? ¿Tu trío será más una persona que recibe toda la atención, o prefieres que se turnen mientras la otra persona mira cómo se preparan? Nuevamente, esto debe discutirse con anticipación. Nadie es un lector de mentes.

  • Asegúrate de tener una comunicación fluida durante el trío

Eso nos lleva al siguiente punto. Asegúrate de que la tercera persona también se sienta a gusto. No los trates como juguetes sexuales desechables. Si bien es comprensible que estés asombrado de vivir la fantasía que tú y tu pareja deseaban, debes hacer un esfuerzo para comunicarte con la tercera persona y comprobar de que se esté divirtiendo también.

  • ¿Qué hacer después de hacer un trío con tu pareja?

Si después del trío tienen la sensación de haberlo pasado genial, ¿Repetirían con esa tercera persona? Debes saber, de antemano, si el trío que acabas de hacer es estrictamente un momento único o algo único o si querrías volver a vivirlo. ¿Están simplemente participando en una fantasía de una sola vez, o estás buscando una conexión regular o tal vez incluso una situación basada en el poliamor? Habla con esa tercera persona sobre esto, para que no se sienta engañado.

Cuando todo haya terminado, habla con tu pareja sobre cómo se sintieron ambos acerca de la experiencia. No asumas que porque tuviste el mejor momento, o viceversa, tu pareja tuvo la misma experiencia. Habla sobre lo que les gustó y lo que no les gustó, y qué harían diferente la próxima vez si deciden hacerlo de nuevo.

Asegúrense el uno al otro que, aunque lo vieron disfrutando con suerte con otra persona, siguen siendo su número uno. Con todo lo dicho, no te olvides de disfrutar. No estés demasiado ocupado con los detalles que se quedan colgados en tu cabeza. Esta es tu fantasía, y has sido lo suficientemente valiente como para perseguirla. Aprovéchala al máximo y no dejes que nada ni nadie venga a estropearla.

5/5 - (1 voto)

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.