Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Guía para afrontar una primera cita en el swinging

Después de toda una búsqueda que, probablemente les han llevado semanas, han encontrado una pareja swinger que desean conocer para llevar a cabo un posible intercambio de parejas. Sin embargo, como pareja principiante, aún no están seguros de cómo afrontar una primera cita en el swinging para que el resultado sea exitoso.

En estos casos, lo más importante es controlar los nervios. Sí, sabemos que se dice muy fácil, pero no es tan difícil como parece. Aún recordamos nuestra primera cita y, la verdad, los nervios existieron hasta que llegamos al lugar acordado. A partir de ahí, todo se desarrolló con mucha naturalidad y la conversación fue tan fluida que la experiencia fue un éxito rotundo.

En todo caso, afrontar tu primera cita en el swinging no es tan diferente a una primera cita en el mundo vainilla. Veamos esos aspectos que debes tener en cuenta para que ese “first date” sea una experiencia positiva:

  • ¿Dónde nos vemos? Elige un lugar que puedas disfrutar

Muchos swingers discretos eligen un restaurante o un bar ubicado en un pueblo vecino para reducir las posibilidades de encontrarse con amigos o conocidos. Traten de seleccionar un lugar que no esté abarrotado para que haya más posibilidades de que la conversación no sea escuchada. Eviten los lugares familiares, en especial porque los gritos de los niños les puede sacar de onda.

Los bares ubicados en el lobby de los hotel son una buena opción y ofrecen la opción de tomar una habitación de hotel si las cosas van bien. También, puedes elegir una cafetería ya que, por lo general, no está abarrotada más allá del ajetreo de la mañana y no te obliga a quedarte mucho tiempo, lo que es un punto a favor si no existe una conexión real.

Otra buena opción es quedar por primera vez en un club swinger, específicamente para “una bebida”. Esto no los obliga a jugar sexualmente y, en caso de que no se presenten -como les ha ocurrido a muchos swingers que conocemos-, aún pueden pasar un momento sensual y divertido. 

Ten en cuenta que muchas parejas swinger principiantes se ponen nerviosas y no se presentarán, así que prepárate para lidiar con ello. Lo peor que puede pasar es volver a casa con la persona que amas.

  • ¿Qué vestir? ¿Existe algún código de vestimenta especial?

Esto depende de dónde se reúnan y qué quieran hacer. Si van a jugar a los bolos, los jeans y las camisetas polo pueden ser una buena opción. Si van a tomar unas copas en un bar, entonces un vestido de cóctel para ella y unos pantalones con una camisa abotonada para él podrían ser una buena opción. Si se van a reunir en un club swinger, cualquiera que sea el tema de la fiesta que el club haya planeado para esa noche.

Los swingers, a menudo, disfrutan de vestirse un poco más sexy de lo normal. Nos referimos a un escote extra y jeans ajustados, para exhibir un poco el físico. Averigüen qué les hará sentir cómodos para que puedan dar una mejor impresión.

  • ¿Cómo saludarse? ¿Existe algún tipo de saludo en particular?

Sé amable con ambos. Estrechen sus manos, ofrezcan un ligero abrazo o den los típicos besos en las mejillas. Muchos swingers cuando se encuentran por primera vez necesitan construir un poco de conexión antes de establecer más contacto corporal. Si se encuentran en un entorno común, tengan cuidado de no exagerar las muestras públicas de afecto. Provocar una escena podría ofender a sus nuevos amigos swingers que prefieren no ser descubiertos como swingers.

Recuerden que el swinging es más un evento de equipo, así que ambos deben involucrarse en esto. El objetivo es demostrar el respeto por ambos integrantes de la pareja, así que atiende a ambos por igual.

  • ¿De qué hablar? No es necesario ir “directo al grano”

Este apartado es de nuestros favoritos; primero, porque nos encanta hablar; y, segundo, porque nos consideramos especialistas en eso de “romper el hielo”. Por lo general, es mejor entrar en calor con algunos temas fáciles antes de ir con el tema que nos ocupa. Si son nuevos en el swinging, sus habilidades para coquetear pueden estar un poco oxidadas, pero no se preocupen, eso es normal, con lo cual, la destreza para coquetear regresará rápidamente.

La otra pareja probablemente esté más nerviosa que ustedes, así que todos, en principio, pueden relajarse y disfrutar de una bebida en esos primeros minutos. Comiencen hablando sobre deportes, el clima, viajes y otros temas triviales, pero nunca de política, religión, dinero o cualquier otro tema controversial.

Si lo mencionan accidentalmente, desvía la conversación y vuelve a temas seguros. Como muchos swingers quieren ser discretos y privados, también es una buena idea mantenerse alejado de temas muy personales como donde trabajan, títulos de trabajo, escuelas a las que asisten sus hijos, etc. Si la conversación va bien, consideren preguntarles cómo se conocieron por primera vez o qué consejos swinger tienen desde que comenzaron y entraron en el estilo de vida, o qué clubes swinger disfrutan.

Presten atención a lo que dicen y no dicen. Si empiezan a mencionar a otros swingers por su nombre, ten en cuenta que probablemente te mencionarán a ti por tu nombre cuando conozcan a otras personas. Quieres demostrar que se puede confiar en ti al no hablar de los swingers.

  • ¿Un consejo? Traer algo de efectivo…

Deben traer algo de efectivo. Si las cosas van mal, puedes dejar algo de dinero sobre la mesa y marcharte. Eso es poco probable, pero es muy útil tener siempre esa opción. Recuerden que siempre deben tener una palabra o señal secreta para que puedan comunicarse discretamente si las cosas van bien o no, y así asegurarse que el plan va sobre ruedas. Siéntanse libres de ir al baño para enviarse mensajes de texto de manera discreta.

  • ¿Cómo salir de un desastre?

Si algo va mal, como que la otra pareja utilizó fotos de hace 10 años, o no son los mismos de las fotos, pelean entre ellos, o simplemente no existe feeling, no se sientan mal por poner una excusa y marcharse. Para escapar de una primera cita en el swinging que no va como esperaban, pueden decir que no se sienten bien, que la niñera llamó o que hay una surgió una situación laboral que necesita atención.

Incluso, pueden ser honestos y decir que no hay una conexión mutua. Sabemos que la sinceridad a veces duele pero, en serio, recuerden que no les deben nada. Pueden irse cortésmente en cualquier momento. Es mejor así. No queremos ofender a nadie sin querer y todos tenemos sentimientos.

  • ¿Cuál es el momento ideal para tomar el tema de jugar?

Por fortuna, a menudo las primeras citas de swingers transcurren sin problemas. Si todo va bien y ustedes dan la señal secreta de que les mola la pareja que tienen enfrente, deben decidir si quieren jugar esa noche o esperar a la segunda cita. En nuestro caso, nosotros casi nunca jugamos en la primera cita, porque preferimos tomar decisiones más en frío. Del mismo modo, 

Pero supongamos que quieren jugar. Primero, deben comunicarse con sus nuevos amigos para ver si sienten una conexión sexual con ustedes y si además quieren jugar esa noche. Los hombres pueden esperar a que las damas usen el baño para conversar sobre esto o las damas pueden conversar en privado. También es posible charlar los cuatro sobre la mesa, algo que nosotros hemos hecho son éxito. 

En ese momento, pueden preguntarles si quieren tomar una copa en casa y pasarlo bien con un juego de mesa erótico para parejas, o si podrían estar interesados en ir a otro lugar discreto para jugar los cuatro. En este punto pueden que estén o no de acuerdo, pero no tengan miedo, es parte de la experiencia.

  • ¿A dónde pueden irse a jugar?

Pueden llevarlos a su casa, ir a un club swinger o ir a una habitación de hotel. Si finalmente eligen ir a un hotel, es adecuado dividir el costo de la habitación. En todo caso, siempre es recomendable llevar en el coche un bolso o mochila con ropa de cambio y lo necesario para pasar la noche fuera. Ten presente que es importante hablar con ello acerca de las reglas a considerar antes de tu primera experiencia swinger, porque siempre hay límites y reglas. Con suerte, ya has chateado y todo está claro pero, en caso de no ser así, no asumas nada y pregunta primero. El consentimiento debe quedar muy claro antes de cualquier juego sexual.

  • Los nervios suelen pasar factura a los hombres principiantes

Muchos hombres en el estilo de vida swinger tendrán un momento fallido en sus primeras experiencias sexuales. No importa qué tan fuerte o viril sean, el swinging puede ser tan impactante que puede sabotearles mentalmente, incluso, en medio de el juego sexual. Dicho de otra manera, es común la disfunción eréctil en relaciones swinger pero, por fortuna, existen muchas maneras de manejar esto. Lo mencionamos porque nos ha pasado, tanto a nosotros como a nuestros compañeros de juego.

  • ¿Qué pasa con el seguimiento?

Sí, tuviste sexo. ¿Y ahora? Al día siguiente, puedes enviar un mensaje de texto o correo electrónico para hacerles saber cuánto lo disfrutaron. Si las cosas no fueron geniales, no tienes que hacer un seguimiento. Pero, si para ustedes todo fue fenomenal, entonces quizá quieran repetir o, en todo caso, saber que del otro lado las cosas también estuvieron bien.

Lo importante es dejarlo saber. Si escribes y no recibes respuesta no te preocupes, porque muchos swingers suelen están ocupados haciendo malabares con el trabajo, la familia y la diversión swinger, por lo que es muy común que no estén disponibles todo el tiempo. Si no recibes noticias de ellos, no los acoses. El swinging es generalmente una prioridad baja en comparación con los compromisos laborales y familiares.

¿Qué tal te ha ido en tu primera cita dentro del estilo de vida swinger?

¿Crees que deberíamos añadir algo más? ¡Cuéntanos tu experiencia! Puedes hacerlo en los comentarios o enviarnos un mensaje discreto a través de nuestro formulario de contacto.

5/5 - (1 voto)

Leave a Comment