Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Diferencias entre el swinging y las relaciones abiertas

Cuando estamos dando nuestros primeros pasos dentro de la no monogamia consensuada, todo a nuestro alrededor pudiera parecernos abrumador, en especial por la gran cantidad de conceptos y terminologías que nos comenzamos a cruzar en el camino. Dicho esto, como una nueva pareja que se inicia en el intercambio de parejas, es posible que no estén seguros acerca de cuáles son las diferencias entre el swinging y las relaciones abiertas, y, de no tenerlo muy claro, pudieran cometer algún error, en especial al momento de tener conversaciones o citas con otras parejas ya experimentadas.

Para empezar, y en pocas palabras, podríamos decir que el intercambio de parejas es una de las muchas formas de relaciones abiertas. Entonces, para comprender las diferencias entre el estilo de vida swinger y otras relaciones abiertas, comencemos por comprender los diferentes tipos de relaciones que existen.

Las relaciones abiertas forman parte de las relaciones que están dentro de la no monogamia consensuada. Esto va desde encuentros sexuales casuales con otras personas hasta relaciones emocionales en toda regla y mucho más. Dicho esto, este tipo de relaciones son:

  • Base monógama. Es un tipo de relación abierta en la cual, la pareja es principalmente monógama, pero aceptan un pequeño grado de participación sexual con otras personas. En algunos casos, este término también define aquellas relaciones en las que una pareja es monógama y la otra pareja se involucra en actividades sexuales esporádicas con otros. Estas personas normalmente siguen una relación monógama, pero tienen un “pase libre ocasional” para incursionar fuera de la relación.
  • Swinging. Define las relaciones sexuales que las cuales las parejas, o personas en solitario, tienen sexo fuera de su relación principal, sin desarrollar una conexión emocional con los otros swingers. Aunque los swingers pueden ser amigos, solo mantienen una relación sentimental de su pareja principal. La mayoría de las veces, las parejas se involucran en actividades sexuales como pareja, pero se les puede permitir jugar por separado. Existen diferentes tipos de swingers… ¿A cuál pudieras pertenecer?
  • Poliamor. A diferencia del intercambio de parejas, las personas involucradas en relaciones poliamorosas buscan desarrollar un vínculo emocional con las personas para una relación multifacética. Las relaciones poliamorosas pueden ser cerradas como en la polifidelidad o abiertas. En las relaciones poliamorosas abiertas, cada pareja puede practicar el poliamor fuera de su relación no monógama principal.
  • Polifidelidad. Se refiere a una relación abierta entre más de dos personas. Esta es una forma de poliamor que está “cerrada” a los forasteros casuales. El sexo está limitado a aquellos que han construido un fuerte vínculo emocional y compromiso.
  • Relación anarquía. Este es un tipo de relación abierta sin fronteras ni límites. Cada pareja es libre de entablar tantas relaciones sexuales, amorosas o platónicas como quiera. Los anarquistas relacionales suelen ser inconformistas que no quieren obedecer las reglas de la sociedad al afirmar que la naturaleza humana no es monógama.
  • Poligamia. Quizá el único tipo de relación no monógama socialmente aceptada, la poligamia significa casarse con varias mujeres. La poligamia es común en muchas culturas, especialmente en el Oriente Medio y África.
  • Poliandria. La contraparte de la poligamia. Este término se refiere a una mujer que se casa con varios hombres.

¿Por qué el swinging es especial dentro de las relaciones abiertas?

De todas las formas de no monogamia consensuada, el swinging es quizá la más practicada en el mundo occidental. Se trata principalmente de parejas comprometidas, aunque muchos swingers solteros también interactúan con parejas comprometidas u otros solteros.

A diferencia de las relaciones monógamas, que suelen ser restrictivas y no permiten el desarrollo de una amistad con las parejas sexuales ocasionales, el intercambio de parejas es mucho más flexible. Los swingers podemos decidir si queremos tener interacciones breves con extraños o relaciones swingers a largo plazo con amigos que conocen desde hace años.

Aunque el swinging implica mucha interacción social, no implica sentimientos. Esto lo diferencia del poliamor y la polifidelidad. La relación entre dos parejas swingers se puede definir a grandes rasgos como la relación entre amigos con beneficios. El intercambio de parejas suele estar centrado en lo heterosexual, pero muchos grupos también aceptan la bisexualidad, especialmente en acuerdos privados.

En cierto modo, los swingers somos similares a los anarquistas de relaciones. Por lo general, creemos que la naturaleza humana es es monógama. Por lo tanto, nos involucramos en interacciones sexuales de mente abierta con los demás. Aún así, los swingers solemos tener una relación primaria de estilo monógamo con alguien a quien amamos, mientras que los anarquistas de relaciones a menudo tienen relaciones complicadas. Muchos swingers estamos casados, e incluso, tenemos hijos con una pareja principal, y podemos no ser abiertos acerca de nuestro estilo de vida con familiares y amigos que no son swingers.

En otras palabras, los swingers podemos vernos como una pareja heterosexual regular a los ojos de sus conocidos monógamos, un rasgo que nos hace muy diferentes de los anarquistas de relaciones que son muy abiertos sobre sus puntos de vista inconformistas. Dependiendo de lo que hagamos que ambos nos sintamos cómodos, el swinging puede tener muchas formas.

Algunas parejas solo practican ciberswinging, lo que implica tener cibersexo con otras parejas. Aquellos que son realmente abiertos sobre su sexualidad a menudo asistimos a fiestas de intercambio u organizan otro tipo de encuentros, como algún gangbang. Sin embargo, las relaciones más comunes son las relaciones de tríos y cuartetos.

Puedes elegir; el swinging es solo una de las muchas formas de relaciones abiertas

El estilo de vida swinger promueve la amistad, pero no involucra relaciones afectivas, lo que significa que las parejas que adoptan este estilo de vida tienen menos razones para ponerse celosas que aquellas que mantienen cualquier otro tipo de relación abierta.

Así que no te preocupes por recordar todos estos términos y sus diferencias. Piensa en esto más como un punto de partida para comprender las diferentes opciones de relación disponibles para ti y tu pareja. Concéntrate menos en los términos y definiciones específicas y más en lo que está bien para ti y tu relación. Probablemente encontrarás que lo que funciona mejor para ti es una variación de estos tipos que puedes personalizar según tus preferencias personales.

5/5 - (4 votos)

Leave a Comment