¿Con qué frecuencia tienen sexo los swingers?

¿Con qué frecuencia tienen sexo los swingers?

Las películas y series de Netflix hacen un gran trabajo mostrándonos que los swingers somos máquinas sexuales, pero, ¿Es así en realidad? ¿Los swingers son tenemos sexo más que nadie? La verdad es que no existe una respuesta simple a estas interrogantes, porque no todos los swingers somos iguales.

Cada una de las parejas swinger tendrá una experiencia diferente a la de sus amigos horizontales. Incluso, muchas parejas que se sienten cómodas practicando el intercambio de parejas en habitaciones separadas pueden, incluso, tener una experiencia diferente a la de su cónyuge.

Vayamos por partes. En 2021, año en el cual comenzamos a estudiar a fondo el estilo de vida swinger, llevamos a cabo una encuesta, en la cual participaron más de mil swingers. En dicha investigación, el 51.4 % de los swingers activos indicaron que, en un año, tenía sexo con un máximo de cinco parejas, mientras que el 26% dijo que lo hacían con un un mínimo de seis y un máximo de 10 parejas, en el mismo período de tiempo. Entre el resto de los encuestados estaban swingers que aseguraban que tenían al menos una pareja sexual al mes, mientras que otros afirmaron que solo jugaban una vez cada tres meses.

¿Por qué hay swingers que no tienen sexo con tanta frecuencia?

Esos números bajos pueden sorprender a algunas personas, pero tiene sentido. Todos tenemos vidas ocupada. No es fácil gestionar el estilo de vida swinger con el mundo vainilla, en especial cuando a temas familiares nos referimos. Los swingers tenemos que atender nuestras responsabilidades y, aún así, encontrar suficiente tiempo para divertirnos sexualmente con otros swingers, que también tienen sus responsabilidades.

El objetivo es conseguir un fin de semana libre para quedar con otros swingers. Eso, suponiendo que tengas a la mano a una pareja swinger compatible porque, de lo contrario, difícilmente puedas disponer de ese fin de semana para pasarlo bien en el mundillo horizontal.

Pero, al momento de divertirnos en privado, cada quien tiene sus exigencias y requisitos particulares. Sí, tanto tú, como tu pareja, como la otra pareja. Encontrar una pareja swinger para construir una conexión de cuatro vías que haga que todos estén felices y cómodos no es fácil. Por lo tanto, se necesita tiempo para encontrar posibles compañeros de intercambio, evaluándolos para asegurarse de que haya una buena química antes de que pueda llegar al punto de quedar.

Incluso si tu opción es ir a un club swinger, donde la mayoría de la gente espera jugar esa noche, no te sorprendas si no encuentras nuevos compañeros sexuales la mayoría de las noches. Bueno, en el peor de los casos, regresarás a casa con tu pareja y, desde luego, ambos pueden divertirse sin límites.

¿Cuánto sexo deben practicar los swingers?

La verdad, es que no hay una cantidad de sexo adecuada. Todos tenemos preferencias diferentes. Mientras estés conforme con tu vida sexual y actúes éticamente con tu pareja, todo está bien. Tus números pueden ser, incluso, más bajos que los comentados con anterioridad, pero eso tampoco es motivo de preocupación.

Si tienes tiempo libre y quieres establecer un récord de número de experiencias sexuales a lo largo de tu vida, hazlo. Puede que tengas una pareja diferente cada semana o algunas parejas con las cuales puedas quedar una y otra vez. Eso hay que aprovecharlo, porque no todos los swingers lo podemos tener. Lo cierto es que no hay nada de malo en ejercer tu libertad sexual de manera responsable.

¿De qué forma gestionar la falta de sexo cuando se hace difícil coincidir con otros swingers?

El swinging es, generalmente, un “deporte de equipo” de parejas que juegan juntas. A veces, es posible que las circunstancias te lleven a experimentar a jugarlo por separado. Tal vez uno de ustedes esté sobrecargado con viajes de negocios y el otro esté aburrido en casa. Quizás uno de ustedes tenga un impulso sexual menos activo o una fantasía específica que no le interese a su pareja. No te preocupes, hay varias opciones que puedes considerar.

No hace falta jugar en pareja. Uno de ustedes puede ir a disfrutar de una aventura por separado. De hecho, el hotwifing está creciendo en popularidad, ya que muchos hombres que disfrutan del estilo de vida cuckold impulsan a sus mujeres a practicarlo, mientras que, por otro lado, cada día son más mujeres buscan jugar por separado. 

Desde luego, los hombres también pueden ir por separado en el mundo del swinging. Será más difícil que para las chicas, pero sí que se puede, en especial si estás abierto a participar en escenarios de juego grupal.

Incluso, dentro de este ambiente, aún es es posible jugar en pareja pero con una dinámica diferente. Uno de ustedes puede ser un voyeur mientras que la otra persona participa activamente. Mirar es una excelente opción cuando las parejas se enfrentan a situaciones de larga distancia, como, por ejemplo, viajes de negocios.

La tecnología ahora facilita que tu pareja escuche, o incluso, vea un vídeo en vivo de ti divirtiéndote. También hay juguetes sexuales Bluetooth que permiten que todos participen, incluso si no pueden estar en la misma habitación.

5/5 - (2 votos)

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.