Cómo identificar a otras parejas swingers

Las parejas swinger son gente común como tú. Ellas viven en tu ciudad y pasas junto a ellas todos los días. Lo único que las convierte en swingers es el deseo de compartir su sexualidad con otras personas fuera de su relación.

Los swingers son parte de lo que es llamado el “estilo de vida”. Este es un término genérico que incluye grupos con diferentes enfoques, como los intercambios de pareja, los mirones, fetichistas, cuckolding y hotwifing, entre otros. Las personas monógamas que disfrutan de pasar tiempo en un entorno “mente abierta” pueden ser parte del estilo de vida también.

Dicho esto, es un hecho que todos los swingers forman parte del estilo de vida, pero no todas las personas en el estilo de vida quieren una relación “no monógama”. De hecho, un estudio en 2014 encontró que aproximadamente el 5% de los adultos tenían una relación consensuada y no monógama. Por supuesto, esto es solo un dato.

La investigación sobre el sexo y el swinging puede tener problemas de precisión debido al estigma social y al miedo. Dicho esto, es bueno saber que al menos el 5% de las parejas en el estudio fueron lo suficientemente valientes como para admitir ser parte del estilo de vida swinger.

Pero, entonces, ¿De qué manera se pueden identificar a otras parejas swinger? ¿Es posible detectarlas? ¿Qué aspecto tiene un swinger? Responder estas preguntas es un hecho muy subjetivo. Por un momento, imagina que el mundo swinger es un supermercado: ahí encontrarás personas jóvenes, de entre 20 y 30 años, pero no en un gran porcentaje. De hecho, en un supermercado es más común encontrar a parejas de 40 años o más. Estas personas, por lo general, han terminado de criar a sus hijos y no necesitan un canguro mientras pueden irse por la noche a disfrutar un intercambio de parejas.

De esa manera podríamos imaginarnos qué tipos de personas se pueden encontrar en el mundillo. Pero, más allá de la edad, y al ser personas normales como tú, dentro del estilo de vida swinger encontrarás personas con diferentes físicos, de todas los colores de piel y procedentes de todas partes del mundo. Dicho de otro modo, los swingers no vienen de otro planeta, sino que son personas con trabajos como el tuyo: enfermeras, policías, abogados, fontaneros, profesores, oficinistas y todo lo demás.

La mayoría de swingers son parejas heterosexuales

Lo que la mayoría de las personas en el estilo de vida swinger tienen en común es su estado civil: la gran mayoría son parejas heterosexuales. Estas parejas pueden haber estado saliendo durante unos meses o casadas durante años, pero la mayoría de los swingers tienen relaciones estables.

Esto no significa que no haya personas únicas en el estilo de vida. Hay muchas personas solteras, pero las parejas las superan en número dentro de este mundillo. Las mujeres solteras dentro del estilo de vida se conocen como “unicornios”, porque pueden ser difíciles de encontrar como el mítico equino y tienden a tener una gran demanda de muchas parejas.

Los hombres solteros en el estilo de vida son conocidos como “toros”, principalmente. El tema con los chicos es muy particular, porque tienen a ser un poco subestimados a pesar de que tienden a ser chicos respetuosos y divertidos. Nosotros hemos tenido experiencias tanto con parejas swinger como con chicas y chicos, y, la verdad, es que el haber estado con chicos es de las mejores experiencias de todas.

Sí, puedes encontrar swingers en tu ciudad

Probablemente, hasta este momento no te habías dado cuenta que existen swingers en tu ciudad. No hay un tatuaje especial o un alfiler secreto que distinga a un swinger de la gente “vainilla”, que es el apodo que tienen el resto de personas que no están vinculadas a este mundillo.

Esto quiere decir que aún podemos ir con discreción y disfrutar de una vida sexual plena y no monógama. Todo lo que necesitas para unirte al estilo de vida es una actitud positiva hacia el sexo, respeto por los demás y el deseo de pasar un buen rato.

Recuerda que ser swinger se trata de divertirte. Por extraño que parezca, no hay expectativas de sexo en el estilo de vida swinger. Es decir, no creas que dentro del swinger hay solo chicas ninfómanas. Los swingers tenemos relaciones sexuales solo cuando queremos tenerlas y solo con personas con las que queremos. Sí, hay mucho sexo, pero solo cuando todos los involucrados lo han aceptado.

Quedar con un swinger no significa tener sexo

Si un swinger no tiene ganas de tener sexo, no tiene sexo. Es así de sencillo. Puedes asistir a una fiesta y divertirte sin hacer nada físico. Es común asistir a un evento de intercambio de parejas y ver a personas completamente vestidas pasándola de maravilla. Los swingers deben respetar a otros swingers y respetar los límites individuales.

Los swingers saben cómo mantener las manos quietas. Preguntan antes de hacer cualquier cosa y todos saben que NO significa NO. Si no estás interesado en jugar con una pareja, no necesitas inventar una excusa. Simplemente declina cortésmente y continúa divirtiéndote. Es un estilo de vida sin presiones compartido por personas respetuosas.

Por supuesto, hay algunas manzanas podridas ocasionales. Nada en la vida es perfecto, incluido el estilo de vida swinger. En general, respetar los límites personales es muy importante para la comunidad de intercambio y los swingers se defenderán unos a otros. Los swingers quieren mantener una atmósfera sensual, divertida y no amenazante, y tratarán de asegurarse de que todos estén cómodos… incluidas las parejas novatas.

No debes entrar en el estilo de vida pensando que será una fiesta sexual gratuita las 24 horas del día, los siete días de la semana. Si crees que fue difícil ligar con alguien cuando estabas soltero, probablemente descubrirás que es más difícil cuando estás en pareja. En lugar de establecer una conexión con otra persona, ahora estás tratando de encontrar una conexión de cuatro vías entre tú, tu pareja y la otra pareja.

A estas alturas, es posible que te estés preguntando si podrías encajar en un evento de intercambio de parejas. Siempre que no seas grosero o irrespetuoso, la respuesta probablemente sea sí. El estilo de vida acepta adultos de todas las formas, edades y niveles de experiencia. Simplemente ten una mente abierta, establece una conexión con el resto de personas swingers, comunícate abiertamente y podrás adaptarte perfectamente al estilo de vida.

Si lo que te preocupa es no encajar debido a tu peso o forma física, relájate, porque los swingers vienen en todas las formas y tamaños. Los swingers son un grupo que acepta. Lo que es más importante que cómo te ves es cómo te sientes. Muchos hombres dicen que la confianza es lo más sexy que puede usar una mujer, y la mayoría de las mujeres aceptarán a un buen chico con unos kilos de más por encima de un idiota con abdominales que quiera pasarse de listo.

Dicho esto, ten en cuenta que un poco de resistencia es muy útil. Por increíble que parezca, las sesiones de juego pueden durar horas y estar llenas de acción, si la química es buena. Y no exageramos con este punto. Muchas parejas descubren que deben encajar la intimidad física en solo unos minutos cuando están en casa. Estas mismas parejas a menudo encuentran que el estilo de vida les permite apartar períodos prolongados de tiempo para concentrarse en disfrutar el uno del otro.

De esta manera, dentro del mundo swinger se olvidan del día a día, y de tener sexo rápidamente antes de hacer las tareas diarias, ya que cuando quedan con otras parejas disfrutan el sexo a plenitud, sin prisas ni presiones de ningún tipo.

5/5 - (5 votos)

Artículos recomendados

6 comentarios

  1. Muy buenos e interesantes relatos, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que escribís, palabras sabías.
    Gracias por compartirlo!!

    1. Félix, muchas gracias por tomarte el tiempo de leernos y aún más por comentar.
      Eres bienvenido siempre.
      Besos.

  2. Muy interesante y comentarios que desconocía y otras que intuía. Me gustaría formar parte, falta que mi pareja coja confianza. Un saludo

    1. Emilio, muchas gracias por tu comentario. En el blog estamos publicando contenido que pudiera ayudarles a dar el paso, pero, desde luego, cada pareja es un mundo aparte. ¡Desde ya le damos la bienvenida al mundillo!

  3. Me tome unos minutos en leer detalladamente y es muy interesante el tema nosotros estamos en dar ese paso de querer experimentar este mundo pero aún no conseguimos dar con una pareja d este mundillo

    1. Hola, Iván. Ante todo, muchas gracias por dejar tu comentario. Sabemos que al principio no es fácil, no es nada sencillo. Pero inevitablemente, si realmente buscan vivir la experiencia, hay que dar el paso. En el blog tenemos mucho contenido para principiantes y contamos un poco cuáles son las vías para iniciarse en el mundillo. ¡Esperamos que lo puedan vivir y disfrutar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.