Brote de viruela del mono podría haber ocurrido en una fiesta swinger heterosexual

Brote de viruela del mono podría haber ocurrido en una fiesta swinger heterosexual

Florian Vock, representante de la Federación Suiza contra el SIDA, aseguró que el brote de viruela del mono podría haber ocurrido en una fiesta swinger heterosexual, haciendo énfasis en que esta enfermedad no es exclusivamente de las personas homosexuales, tal y como muchos medios han publicado recientemente.

En sus declaraciones, Vock, que coincide con lo expresado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera que “no hay una explicación lógica de porqué la viruela del mono se debe a la identidad sexual”.

La también conocida como viruela del simio, se transmite de una persona a otra, mediante contacto estrecho, en el cual entren en contacto lesiones, líquidos corporales, gotas respiratorias y otros objetos contaminados, como la ropa de cama, entre otros, con lo cual, queda claro que el contacto físico es necesario.

“Es de conocimiento común que esto sucede durante el sexo. Sin embargo, de acuerdo con el estado actual de nuestro conocimiento, si los hombres o las mujeres tienen relaciones sexuales entre sí, esto es irrelevante”, asegura Vock, por lo que, el hecho de que hubo varias transmisiones de esta enfermedad en eventos donde los hombres tenían sexo entre ellos probablemente fue solo una coincidencia.

Para Vock, es importante que esto se comunique de forma transparente. “Se debe informar a las personas que puedan haber estado expuestas a un riesgo. En este caso, a esos hombres que tuvieron sexo en esas fiestas. Pero el brote podría haber ocurrido fácilmente en una fiesta de intercambio de parejas heterosexuales”, reitera.

“La viruela del mono no es una enfermedad gay”, asegura, por su parte, Andy Seale, asesor de la OMS sobre infecciones de transmisión sexual a nivel mundial. “Si bien estamos viendo algunos casos en hombres que tienen sexo con hombres, no es una enfermedad gay, como algunos en las redes sociales han tratado de etiquetarlo”, garantiza.

El origen de las suposiciones y estigmatización en las redes sociales fue que los expertos suponen que hubo transmisiones durante el sexo en dos raves en Bélgica y España.

Vock: “La exclusión es un factor impulsor de las epidemias”

Vock advierte contra la estigmatización. “Uno de los mayores impulsores de una epidemia es la exclusión social comprobada. Ya lo hemos visto con el SIDA y luego también con la COVID-19. Una vez que las personas temían ser discriminadas o ser objeto de odio si tenían una enfermedad, temían el diagnóstico”, dice.

Como resultado, es menos probable que las personas se hagan la prueba a pesar de los síntomas. Te convences de que no es tan malo y que podría ser otra cosa.

Florian Vock

Según Vock, es sumamente importante, sobre todo al principio, que las personas con síntomas se sometan a un examen médico. “No es culpa de nadie si contrae la viruela del mono o cualquier otra enfermedad. Nadie debería avergonzarse de ello ni tener miedo al diagnóstico. Esta es la única forma en que los casos pueden detectarse temprano y prevenir más infecciones”, dice.

Dicho esto, si los hombres afectados se sienten reacios a informar los síntomas a su médico de cabecera, también pueden llamar a los puntos de control u otras agencias de salud sexual. Según Vock, los hombres que tienen sexo con hombres no tienen que ser demasiado cautelosos. “Los hombres homosexuales ciertamente no necesitan dejar el sexo ahora. En el caso de erupciones en la piel, inflamación de los ganglios linfáticos, fiebre y dolores en el cuerpo, siempre vale la pena que los hombres que tienen sexo con hombres consulten a un médico especialista”, indica.

Los síntomas antes mencionados pueden, y eso es mucho más probable en este momento, prevenir de una infección de transmisión sexual como la sífilis. “A diferencia de la viruela del simio, estas enfermedades son comunes”, finaliza Vock.

5/5 - (1 voto)

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.