5 ideas de juegos de rol cuckold para principiantes

5 ideas de juegos de rol cuckold para principiantes

Los juegos de rol cuckold se han convertido en una de las formas sencillas, y también divertidas, a las cuales acuden las parejas principiantes para comenzar a experimentar sus primeras situaciones cornudas que, desde luego, están enfocadas en la idea de que la mujer de la relación, sea esposa o novia, pueda tener relaciones sexuales con otros hombres.

El fetiche de los cornudos no es nada nuevo: los chicos han estado salivando ante la sugerencia de otros hombres olfateando a su pareja durante eones. Y no son solo los humanos. Los animales que ven su interés sexual atrayendo la atención de otros machos tienen niveles elevados de testosterona.

Para los humanos, convertirse en cornudo es una emoción psicológica y fisiológica. El cuckolding implica cierto nivel de humillación, por lo que está teñido de BDSM. También puede ser una torcedura completa de sadomasoquismo, con una mujer dominante que incorpora insultos, aunque esto solo gusta a un sector.

El hotwifing es similar, pero la emoción está en la idea de que ella sea tan deseable para otros hombres que estés dispuesto a compartir, no en la idea de que seas humillado o sumiso y estés mirando. De hecho, en este momento, la pornografía de cornudos, hotwifing y ver a tu esposa follar con otro hombre están muy de moda.

En este sentido, ya sea que elijas el juego de rol de cornudo como una fantasía o de verdad, aquí hay algunas ideas calientes en estilo de vida cuckold para que te pongas en marcha:

5 ideas de juegos de rol cuckold para principiantes

  • 1. La cosa es con el jefe. Ella te envía un mensaje de texto durante su almuerzo para decirte que acaba de compartir un café con leche con su jefe. Ella, quizá, pueda enviarte fotos de sus muslos abiertos mientras va en asiento de copiloto, o su mano en la parte superior de su pierna. Al día siguiente, puedes pedirle que use ligas y medias debajo de su falda y que comience a seducirlo. Te estarás masturbando toda la tarde, una y otra vez, hasta que ella regrese y te cuente los detalles de lo que ha pasado en su horario laboral.
  • 2. El jardinero, o el albañil. ¿Te imaginas en secreto a tu mujer de cuarenta y tantos siendo follada por detrás cada vez que menciona al chico que viene a cortar el césped? Tal vez ella pueda seducir al joven que está ayudando a reparar las ventanas del vecino de al lado. Cuando estés haciendo el amor con tu mujer, pídele que te cuente lo enorme que es la polla del chico.
  • 3. Que vaya de compras mercadillo. Tu novia salió a comprar frutas y verduras, pero al regresar a casa vuelve con un olor a coño mojado y sudor masculino. Ella puede contarte cómo el chico del mercadillo la poseía momentos después de su compra. Quizá te cuente los detalles de la media docena de orgasmos que tuvo en esa hora de placer.
  • 4. Noche en el club swinger. Ambos pueden vestirse con su mejor conjunto y asistir a una noche fetichista en su club swinger favorito. Este es un lugar ideal para poner en práctica aquellas fantasías previas. Vive tu fantasía cornuda mientras la ves disfrutar con media docena de hombres solteros y, si tienes suerte, te dejará ver su toro favorito azotar o follarla justo en frente de ti.
  • 5. Hola cariño, estoy en casa. ¿Te imaginas a tu esposa follando con el chico de correos o los del delivery cada vez que estás fuera? Si le quieres dar rienda suelta a esa situación, pide una pizza media hora antes de llegar a casa y píllala en medio de una sesión de sexo. Te aseguramos que querrás sacar tu polla y golpearla hasta que explote, pero no puedes, primero tienes que verlos follar durante horas. Más tarde, cuando él se haya ido y ella esté satisfecha, es posible que finalmente te deje masturbarte.

¿Pondrías en marcha estos juegos de rol cuckold? Tal vez podrías contarnos alguna situación morbosa que no te deje dormir hasta que la hagas realidad.

5/5 - (1 voto)

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.