Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

13 grandes beneficios del swinging o intercambio de parejas

Cuando la gente habla del swinging o intercambio de parejas, por lo general solo se enfoca en sexo. Con mucha frecuencia, estas mismas personas no se dan cuenta que en el estilo de vida swinger hay mucho más que encuentros sexuales.

De hecho, el swinging ofrece algunos grandes beneficios para la pareja, que harán que la convivencia sea mucho más emocionante y duradera. Es decir, el swinging puede ayudarnos a crecer de forma individual y mejorar nuestra relación emocional con esa persona especial y en lo sucesivo les contaremos el porqué.

Dicho esto, en este nuevo artículo hablaremos de los que, desde nuestra experiencia, son los 12 grandes beneficios de practicar el intercambio de parejas:

  • 1. Cultivar nuevas y cercanas amistades. El estilo de vida swinger reúne a personas que se complementan y fortalecen mutuamente. Son relaciones estrechas de gente que ha logrado gestionar las emociones de manera exitosa. Es difícil no ser feliz mientras se disfruta del lado más dulce y sensual de la vida. Por tanto, compartir esta experiencia conduce a amistades reales con otras personas que se preocupan por ti, por tu relación y tus sentimientos. Lo hemos experimentado. Por eso, puede que empieces a hacer swinging solo por sexo, pero muchos swingers se quedan en el mundillo luego de descubrir conexiones sorprendentemente sólidas.
  • 2. Adiós al envejecimiento prematuro. Es demasiado fácil caer en la rutina, con lo cual el envejecimiento puede notarse muy rápidamente. Por otro lado, la atracción física es esencial en el estilo de vida swinger y proporciona importantes incentivos para que nos ocupemos en sentirnos bien tanto por fuera como por dentro. Entonces, cuando formamos parte del estilo de vida swinger, encontramos una nueva motivación para vivir de manera más saludable. Trabajar junto con tu pareja y estar rodeado de una comunidad alentadora nos ayuda a sentirnos jóvenes y llenos de vitalidad. Esas actividades en la cama, o en cualquier otro lugar, son un excelente ejercicio cardiovascular.
  • 3. Sentirás mucha más y mayor energía. A medida que los swingers nos cuidamos, de manera obvia sentiremos más energía. También experimentaremos la denominada “energía de nuevas relaciones”, que es esa chispa que sientes cuando conoces a una nueva pareja. ¿Recuerdas cuando empezaste a salir con tu pareja? Probablemente te sentiste como si estuvieras flotando en una nube. Incluso, aunque hayas conocido a tu eterno compañero o compañera de vida, es posible que puedas disfrutar de esa sensación de novedad si practicas el swinging con nuevas parejas. Mejor aún, puedes compartir con tu pareja y disfrutar juntos de esa sensación a la que hacemos referencia. Esta nueva chispa de energía de mantendrá, haciendo que incluso tu mundo vainilla sea más agradable. 
  • 4. Experimentarás una mejor comunicación con tu pareja. Abrir tu relación al intercambio de parejas puede ser muy aterrador. Por fortuna, entre los grandes beneficios del swinging se encuentra una comunicación más fluida con tu pareja. Y como nadie quiere dramas, es preciso hablar, hablar y hablar hasta que estemos completamente seguros que estamos preparados para dar el paso. Y, aunque suene difícil de conseguir, la verdad es que todo ese tiempo invertido inicialmente en profundas conversaciones, al final trae sus frutos, como una mejor interpretación de posibles escenarios o mayor planificación de señales o códigos secretos en entornos concurridos. Después de cada experiencia, el revivir la emoción genera más entusiasmo y más incentivos para que la comunicación se mantenga o mejore aún más. Cuanto más nos comunicamos, mejor lo hacemos, lo que hace que los temas más desafiantes de la vida sean más fáciles de discutir.
  • 5. Habrá un vínculo más estrecho entre tú y tu pareja. Ya amamos a nuestra pareja, pero el estilo de vida swinger puede ayudarnos a acercarnos aún más. Los swingers no necesitan mentir acerca de lo que los enciende o lo que no nos gusta. Después de estar dentro del estilo de vida swinger, es mucho más fácil ser genuinamente abierto con tu pareja. Incluso, muchos swingers logran sentirse lo suficientemente cómodos como para explorar la bisexualidad. Abrir la relación permite una apreciación más profunda de cuánto tu pareja realmente te quiere y te apoya. Además, sentir la compersión por primera vez es estimulante y aumenta tu conexión amorosa y tu confianza.
  • 6. Mejorará tu salud mental y la confianza en los demás. El mundo vainilla puede estar lleno de personas que prosperan en la competencia mezquina y se derriban entre sí, pero desde nuestra experiencia, eso es muy difícil ver dentro del estilo de vida swinger, precisamente porque se caracteriza por ser una comunidad muy unida, que tiende a hacer todo lo posible para ayudarnos mutuamente. Desde luego, como comunidad es mucho más pequeña, lo que fomenta que ese apoyo se sienta realmente. Dicho esto, al estar en un entorno como este, sentirás ese apoyo y eso te permitirá relajarte y recargarte mentalmente, a diferencia de algunos entornos sencillos en los que siempre necesitas mantenerte en guardia.
  • 7. Aprenderás a practicar la “autoaceptación”. Quizá este es uno de los más grandes beneficios del swinging o intercambio de parejas. La verdad es que todos tenemos defectos y, desafortunadamente, hemos crecido no solo a contar con ellos, sino que también hemos crecido “autocriticándonos”. El estilo de vida swinger es un lugar muy acogedor que tiende a celebrar la variedad natural de la vida. Aprendemos a aceptar nuestros defectos y amarnos a nosotros mismos. Ayuda ir a una fiesta swinger en la cual las personas constantemente se hacen cumplidos genuinos entre sí. Nunca seremos una “supermodelo” retocada, pero podemos ser felices con nosotros mismos y darnos cuenta de que hay mucho más por lo que estar agradecidos en nuestras afortunadas vidas.
  • 8. Verás cómo aumenta tu confianza. Saber que otras personas realmente te desean es un gran impulso para tu confianza. La gente no te felicita por ser cortés, sino porque te encuentran atractivo y quieren pasar tiempo contigo. Es reconfortante escuchar todos esos dulces cumplidos que te hace tu pareja, pero en boca de otros. También, hay algo muy satisfactorio en arriesgarse a algo tan grande como el swinging y descubrir que la experiencia superó tus expectativas. Este refuerzo puede desencadenar tener más fe en hacer otros movimientos audaces o, dicho de otra manera, a experimentar nuevos retos. El swinging puede ayudarte a comprender y recordar que hay una gran belleza en nuestras diferencias. No importa si eres un rubí, un zafiro o una esmeralda: todos brillamos a nuestra manera única.
  • 9. Tu creatividad aumentará de manera exponencial. La vida puede volverse tediosa y el swinging puede ser una actividad ideal para impulsar la creatividad y la autoexpresión. Por ejemplo, siempre habrá diferentes fiestas temáticas que se convertirán en un reto para vestirte con disfraces audaces que no usarías en el mundo vainilla. Puedes experimentar con diferentes fetiches, juegos de rol u otras experiencias hasta que encuentres lo que más disfrutas.  A los swingers les encanta la variedad, y ofrece un oasis liberador de libertad para tu lado creativo. 
  • 10. Tendrás herramientas para comprender a los demás. El swinging nos expone a una amplia variedad de personas y experiencias que probablemente nunca hubiéramos encontrado en nuestro mundo vainilla. Esta comunidad proporciona un lugar seguro y abierto para descubrir más sobre diferentes aspectos, identidades sexuales y fetiches, entre otros. Y como los swingers se caracterizan por ser amantes de los viajes, puedes conocer gente de todo el mundo. Esta amplia exposición nos ayuda a comprender a las personas que podrían no ser como nosotros y a sentirnos más cómodos en situaciones nuevas que podrían llevarnos a un territorio desconocido.
  • 11. Aprendes a controlar el estrés y la ansiedad. Hacer swinging crea una salida saludable para que explores y disfrutes más. Esto ayuda a reducir tu nivel de estrés, lo que hace que sea más fácil lidiar con las frustraciones que pueden surgir en tu vida normal. El trabajo y la familia nos tienen a todos estresados. Ser swinger proporciona un escape a través del cual podemos abrir una válvula de alivio a ese estrés. Desconectarnos de esas experiencias agotadoras y recargarnos de placer.
  • 12. La confianza en la pareja se multiplica. El swinging es un deporte de equipo. Ver a tu pareja divertirse con los demás y regresar constantemente a ti es una excelente manera de estar tranquilo y confiar en que siempre eres su primera opción. Incluso, cuando pueden experimentar tantas cosas increíbles en el estilo de vida swinger, nuestras parejas aún nos eligen al final de la noche. La comunicación abierta ayuda aún más a profundizar la confianza. Hablar de cómo nos sentimos en situaciones vulnerables crea más oportunidades para que nuestras parejas nos recuerden que siempre nos apoyan, pase lo que pase.
  • 13. Te permite revitalizar tu intimidad. Sí, el intercambio de parejas puede potenciar nuestra vida sexual, pero lo que es más importante, puede reponer esa conexión especial con nuestra pareja. Toda la comunicación adicional y trabajar juntos para navegar el estilo de vida swinger puede acercar aún más a las parejas física y emocionalmente. La pasión en tu relación puede alcanzar nuevas alturas a medida que experimenta la variedad en el swinging y confirma que nadie más puede acercarse al deseo particular que sienten el uno por el otro.

Además de estos 13 grandes beneficios del swinging, también podríamos añadirle otros tres: mejoramos nuestro sentido de observación, somos más autoconscientes y aprendemos a controlar el miedo. En el primero de ellos, el swinging nos devuelve a todos al juego de las citas en el que debemos prestar atención a los pequeños mensajes matizados que recibimos de otras personas. La escucha activa nos ayuda a detectar señales de alerta de que otra persona podría ser una mala opción para nosotros.

En una nota más feliz, también nos ayuda a coquetear y responder a las personas sexys que queremos atraer. Estas habilidades de observación tienen beneficios que se extienden a nuestro mundo vainilla. Ser capaz de escuchar y responder mejor a las personas que conocemos en nuestra vida cotidiana es otro beneficio inesperado de swinging.

Por otro lado, a medida que exploramos la no monogamia consensuada, descubrimos muchos conceptos, situaciones y sentimientos nuevos. La novedad lleva a muchos swingers a reflexionar profundamente sobre sus sentimientos, necesidades, expectativas y acciones. Hay mucha reflexión que sucede mientras tratamos de procesarlo todo. Cuando prestamos atención a quién nos atrae, los entornos que preferimos, las situaciones que evitamos y cómo nos responde la gente, entendemos qué nos impulsa y cómo impactamos a los demás.

Por último, el estilo de vida swinger traerá muchas experiencias por primera vez y pueden ser aterradoras. Con tu pareja, puedes navegar estos desafíos comenzando con los más pequeños y avanzando hacia los más grandes. Existen innumerables oportunidades para abordar el miedo y la duda que intentan impedirte disfrutar de una vida mejor. Por ende, el swinging es un excelente recordatorio de que somos más fuertes y mejores de lo que creemos ser.

5/5 - (3 votos)

Leave a Comment