10 diferencias entre parejas swingers y parejas vainilla

10 diferencias entre parejas swingers y parejas vainilla

Tanto “swingers” como “vainilla”, quizá, son dos palabras que recién estés incorporando en tu vocabulario. Las parejas swingers son personas casadas o en pareja que disfrutan de experiencias sexuales con otras parejas en similares condiciones, mientras que las parejas vainilla son todas aquellas que son consideradas estereotípicamente normal, para un período de tiempo o círculo social determinado.

Dicho en otras palabras, los swingers, principalmente, nos permitimos interactuar sexualmente con otras parejas, mientras que los vainilla no. Dentro del vocabulario swinger, a las parejas vainillas se les suele decir “parejas verticales”, mientras que a las swinger “parejas horizontales”.

Las parejas swinger practicamos la “no monogamia ética”, en la que ambos miembros de la pareja damos nuestro consentimiento para una relación no monógama con reglas acordadas para mantener sana nuestra relación principal, mientras que las parejas vainilla son monógamas, al menos ante los ojos de la sociedad.

Lo cierto es que, gracias a la pareja de Twitter @DibujitosdSUxNI, hemos conseguido una espectacular infografía que nos muestra las 10 diferencias que existen entre las parejas swingers y las parejas vainilla, la cual compartiremos a continuación:

  • 1. Comentar sin tapujos a tu pareja el deseo de tener sexo con alguien conocido. El sexo puede ser un tema difícil para algunas parejas vainillas, pero no para una pareja swinger. Y, más aún, cuando se trata de hablar sobre cuáles son sus ¡necesidades sexuales, especialmente si sienten que no se están satisfaciendo mutuamente.
  • 2. El poder vestir muy sexy (o estar desnud@ en público) sin ningún complejo o prejuicio por parte de los demás. Para las parejas vainilla y la sociedad, existe una incomodidad o sienten miedo ante la posibilidad de exponer su desnudez, y mucho más en público, solo porque desde siempre han sido condicionadas para sentirse de esa manera. Pero, cuando se les enseña lo contrario, a las personas naturalmente no les importa si otras personas los ven como simplemente son. Las parejas swingers, por naturaleza, siempre van a mostrarse tal y como son, sin prejuicios ni complejos.
  • 3. Hablar abiertamente de vuestras fantasías y prácticas sexuales con otra pareja. Todos tenemos fantasías sexuales, incluso las parejas vainilla, pero son las parejas swingers quienes podemos hablar, sin ningún tipo de condiciones, acerca de los que nos apetece hacer, o lo que quisiéramos experimentar, tanto con nuestra pareja como con otras, incluso desconocidas. Las parejas vainilla, quizá puedan comentarlo entre ellos, pero definitivamente no ante otras parejas.
  • 4. Elogiar a la pareja de tu amig@, dedicarle un piropo y besarla en los labios delante suyo. Esto, definitivamente, es imposible que ocurra en una pareja vainilla… ¡Porque el estereotipo se los impide!
  • 5. Despedirte de una persona que conoces desde hace pocas horas besándola con intensidad y agarrándole el culo. Pasa en cada encuentro swinger, en cada club, tengas mucho tiempo conociendo a una persona, o solo unos minutos. El estilo de vida swinger permite tener este tipo de acciones, porque todo es diversión, y no están involucrados los sentimientos, de ninguna manera.
  • 6. Compartir y disfrutar juntos los mensajes, chats y fotos que os envían otras parejas. Las parejas vainilla, y en toda relación que practique la monogamia, al menos ante los ojos de los demás, no es posible ser realmente honesto ni con los mensajes, ni mucho menos con conversaciones que pudieran prestarse a malas interpretaciones. En el mundillo swinger, las parejas pueden, incluso, compartirse el móvil y dar acceso a cualquier tipo de conversaciones, sin miedo a que ocurra nada fuera de lo común. Esto es especialmente así, porque la vida swinger no está hecha para infieles.
  • 7. Ver cómo tu pareja baila provocando a los demás y disfrutar de ello. Aunque bailar no signifique que estás buscando sexo con alguien más, las parejas vainillas definitivamente no disfrutan como un miembro de su pareja baila provocativamente con los demás. Para las parejas swinger, bailar provocativamente forma parte del juego previo.
  • 8. Disfrutar todos los likes y comentarios sexuales que tienen vuestras fotos en redes sociales o de intercambio. Aunque las redes sociales no estén abiertas a todo el mundo, todo comentario recibido proveniente de otras parejas, o incluso personas solas, siempre son bien recibidos. Las parejas swinger no discuten por nada parecido a esto, todo lo contrario, es una de las maneras conocidas de dar los primeros pasos para conocer a nuevos compañeros sexuales.
  • 9. Planificar las vacaciones mirando antes los locales o parejas que os gustaría conocer en vuestro destino. Para las parejas swingers, unas vacaciones siempre serán la oportunidad perfecta para quedar con otras parejas y practicar sexo. ¿Las parejas vainillas pueden hacer lo mismo?
  • 10. Y por supuesto, gozar viendo como tu pareja tiene sexo con otra persona delante de ti. Se trata de obtener placer erótico al ver a tu pareja tener sexo o estar desnuda, mientras comparte momentos con otra persona, al tiempo que tú haces lo mismo. Muchas de las parejas swinger prefieren, por este motivo, hacer intercambios de pareja en la misma habitación, mientras que las parejas más liberales están de acuerdo en hacerlo en habitaciones separadas. De todas maneras, una pareja vainilla no puede permitirse hacer esto.

Además de estas 10 diferencias, estamos seguros de que existen muchas otras que separan completamente el estilo de vida de una pareja swinger en comparación a una pareja vainilla. ¿Qué otra diferencia podrías aportar a esta lista? ¡Comenta!

5/5 - (3 votos)

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.